Prueba de Fuego

Este video muestra que el aislante de celulosa con tratamiento anti-fuego puede proporcionar una resistencia contra incendios 50% por encima de la que brinda el aislamiento tradicional de fibra de vidrio.

Prueba Térmica de 1,200 Grados

Cuando se expone a la llama azul especialmente caliente de un soplete, el aislante de celulosa se niega a incendiarse, siendo un ligero ennegrecimiento la única reacción externa al contacto.

El Aislante de Celulosa INSU-GREEN proporciona una Solución Térmica Verde, Eficiente y No Tóxica


  • Ahorre hasta un 40% un su cuenta de electricidad

  • Reduce la temperatura ambiental en hasta 8°C

  • Fácil de instalar

  • No irrita la piel

  • Resistente al moho y hongo

  • Repelente de insectos y roedores

La protección térmica de un hogar es esencial; controlar la durabilidad, los costos de operación y la comodidad de de los propietarios e inquilinos. El aislamiento de fibra de vidrio es el portador estándar. Las rollos omnipresentes de fibra de vidrio rosa y amarilla aíslan más del 90% de las casas nuevas construidas en los Estados Unidos. Pero gracias a los avances en la tecnología tenemos nuevas y mejores alternativas.

El estándar común por el cual se mide el aislamiento, el R-valor, es el nivel de resistencia al flujo de calor. El valor R mide la resistencia conductiva – la capacidad de un material para impedir el flujo de calor a lo largo de la cadena continua de materia que forma un material sólido. La mayor parte del calor de una casa se pierde típicamente a través de la conducción. La celulosa no es inusual en este sentido. Al igual que muchos materiales aislantes, proporciona un valor R de aproximadamente R-3.8 por pulgada de espesor. Pero, la filtración de aire a través de grietas, vacíos y aberturas es importante, responsable de aproximadamente un tercio de la pérdida de calor en una casa promedio. La celulosa es un excelente bloqueador de aire. El calor y la comodidad también se pierden a través de la convección; cuando corrientes externas de aire si filtran al interior de la casa, las cavidades de las pareds o áticos mueven el calor a otros lugares. La celulosa proporciona una solución térmicamente eficiente, rentable y cómoda.

Rendimiento Térmico

El rendimiento térmico del aislamiento de celulosa se compara favorablemente con otros tipos de aislamiento de bajo costo. La conductividad térmica de la celulosa suelta es de aproximadamente 40 mW/m·K (un Vaolor R de 3.8 por pulgada). Esto no representa la imagen completa del rendimiento térmico. Otros aspectos importantes son la forma en que el edificio está sellado contra la infiltración de aire, los flujos de aire convectivos y puentes térmicos.

La celulosa es muy buena para ajustarse alrededor de elementos en las paredes como tuberías y cableados, dejando pocos bolsillos de aire que pueden reducir la eficiencia general de la pared. La celulosa de empaque denso puede sellar las paredes de la infiltración de aire mientras proporciona la densidad para limitar la convección, cuando se instala correctamente. La Escuela de Arquitectura y Planificación de la Universidad de Colorado realizó un estudio que comparó dos estructuras de prueba idénticas, una aislada con celulosa y la otra con fibra de vidrio. El aislamiento de celulosa perdió un 26,4% menos de energía térmica en comparación con el aislamiento de fibra de vidrio. También se demostró que aprieta la estructura más del 30%. En las encuestas posteriores del mundo real, la celulosa tiene un rendimiento 20-30% mejor en la reducción de la energía utilizada para la calefacción que la fibra de vidrio.

Seis pulgadas de aislante de celulosa suelto es todo lo que se necesita para evitar la pérdida de calor debido a la convección de aire frente a fibra de vidrio por sí solo. Incluso si usted tiene fibra de vidrio instalada en su casa u oficina, puede mejorar su rendimiento al proporcionar una "tapa" de aislante de celulosa seis pulgadas de profundidad, lo que le ahorrará dinero en sus facturas de servicios públicos.

Las Aplicaciones

Celulosa Suelta (Seca)

La celulosa suelta generalmente se inyecta en paredes o techos, nuevos o existentes. Durante la instalación por este método, el material se asentará hasta un 20 por ciento y, por lo tanto, debe ser soportado permanentemente.

Celulosa Proyectada (Con o SIn Adhesivo)

La celulosa aplicada por proyección se utiliza para aislar paredes nuevas con estructura metálica o de madera (drywall) o techos durante la construcción. La única diferencia entre esta aplicación y el método de celulosa suelta es la adición de agua, y a veces con un adhesivo, a la celulosa mientras se proyecta. La proyección húmeda ayuda a sellar las cavidades contra la infiltración de aire y elimina los problemas de sedimentación.

Paneles de Celulosa (Batts)

Los paneles de celulosa se instalan comúnmente en paredes laterales de estructuras residenciales o comerciales, pero también se pueden instalar en viguetas de reborde, áticos, losas u otras áreas difíciles de aislar. Son también muy funcionales donde el relleno tradicional o el aislamiento proyectado de celulosa no es práctico.

Contáctenos a través de info@ecofibra.net o llame al +(507) 391-4371

Llame para obtener información adicional o asistencia.

LLAME AL
    391-4371